Sin categoría

LA HISTORIA DE BLANQUITO

“CORAJE”

Había una vez un toro que era conocido por su nobleza y sentido común y no por su aspecto, ya que era pálido y escuálido, su cuerpo no era fuerte y musculado como el resto de los toros. Sus cuernos apenas sobresalían de su cabeza y estaba lleno de manchas blancas en la piel, por eso lo de Blanquito.

Hacía un día muy cálido, el sol brillaba con intensidad y se podían oír los cantos de los pájaros, el ladrido de los perros, el gallo Quirico, el avestruz al que todos llamaban Longi por su cuello enorme y sus largas patas, y los hermanos Horsis, una manada de potrillos enérgicos con los que Blanquito solía jugar y divertirse cada jornada.

La gente hablaba del viejo Blacki, un toro de lidia bravo con enormes cuernos y un aspecto impresionante. Estaba incomodando al resto del grupo, siempre alardeaba de su superioridad, de su energía y de su casta. Sin pensarlo, empujó y corneó a Morti, un toro con el que ya había tenido sus batallas en otras ocasiones. De repente, Blanquito se interpuso y dijo: “Por qué siempre andas molestando a todos”. Blacki respondió con sus aires de prepotencia: “Porque yo soy más fuerte y puedo hacerlo”. Blanquito pensó que si es verdad que estaba tan seguro de sí mismo por qué tenía la necesidad de demostrarlo. Blacki, extrañado de la actitud del lamido y joven toro, le soltó: “Acaso no sabes que yo soy el toro más fuerte de esta granja y que con un solo empujón podría cornearte y lanzarte hasta el otro extremo de la valla”. Blanquito sabía que no podía enfrentarse a él por la fuerza, pero usó su ingenio y tuvo el coraje de plantarle cara. De esta manera le habló a Blacki: “Tu fuerza no te da derecho a molestar a los compañeros, creo que eso es un acto de cobardía”. Blacki empezó a enfurecerse moviendo las patas delanteras y arrastrándolas de un lado a otro, tratando de asustar a Blanquito, con la intención de acobardarlo. “No es bueno alardear de tu fuerza”, le dijo Blanquito. Blacki se enfureció todavía más y empezó a correr hacia él, tratando de embestirlo con sus largos cuernos. Como Blanquito era muy astuto solo tuvo que hacer un movimiento circular y dejarlo pasar, por lo que Blacki volvió hacia él con más rabia. Justo en ese momento Blanquito hizo un amago y cogió a Blacki por detrás del cuello con sus patas delanteras y se subió al lomo. Este corría y corneaba bruscamente tratando de quitárselo de encima, y al ver que su fuerza no era suficiente empezó a desvanecerse. Fue cuando Blanquito, que no paraba de apretar su cuello, le dijo: “La fuerza debe ser empleada de la manera correcta, de lo contrario tu rival la aprovechará y quedarás en desventaja”. Blacki se desvaneció y cayó desplomado al suelo, con su orgullo herido y sin saber muy bien qué es lo que había pasado. Cuando despertó comprendió que alardear de algo se vuelve en un acto de cobardía provocado por nuestro propio miedo. Blanquito pensó en voz alta: “En la vida hay que afrontar los retos con coraje y vencer nuestros miedos, de lo contrario no se logrará nada para lo que estamos destinados”.


La Real Academia de la Lengua española (RAE) define CORAJE como “la Impetuosa decisión y esfuerzo del ánimo”. Este principio de FINALBUDO hace que controles tus pensamientos, tu instinto, tus impulsos, tu rabia, tus deseos, tus metas. Si enfocas esto y mucho más hacia tu objetivo con la fuerza necesaria para ello, no habrá bache en el camino que pueda contigo.

Sobradamente sabemos quién fue Nelson Mandela, su obra y vida, y leyendo la siguiente cita podemos hacernos una idea de su talla como persona cuando se refirió al coraje:Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que lo conquista”. Si este filántropo sudafricano -Madiba- pudo aguantar 27 años en la cárcel y combatir el apartheid, ahora conocemos uno de sus valores: su coraje.

Ahora, entra en tu sede e imprégnate de la mirada del luchador que entrena hoy contigo; de tu maestro y las enseñanzas que te hacen ser mejor que cuando decidiste entrar minutos antes. Ten coraje en la vida, en el entrenamiento, en la lucha.

  • Recuerda que “un campeón es aquel que se levanta cuando ya no puede más”: Muhammed Ali.

Todos los beneficios de este libro, “se puede adquirir en FINALBUDO MURCIA Sede central”, se destinan a la organización de ASTRAPACE MURCIA (Asociación para el Tratamiento de Personas con Parálisis Cerebral y Patologías Afines) es una Asociación fundada por padres y madres en el año 1980. Esta Asociación, declarada de Utilidad Pública, atiende a Personas con Parálisis Cerebral y Alteraciones Afines, con fines de asistencia Social, tratamientos Terapéuticos, educativos y laborales. http://www.astrapace.com/